comprar pañales ecologicos, cantar nanas, nanas...

La importancia de las nanas para dormir a nuestro bebé

“¿Qué bien nos vendría saber ahora alguna de esas ‘nanas’ que nos cantaban nuestros padres y abuelos cuando éramos pequeños?” Esto es lo que pasa por la cabeza de muchos padres primerizos cuando llega el momento de dormir a su bebé. La mayoría de los niños cuando están cansados, en lugar de caer rendidos, se muestran inquietos y les cuesta conciliar el sueño. ¿Cómo les podemos ayudar? No saben cómo gestionar ese exceso de cansancio y empiezan a llorar, a gritar y, los más mayores, a patalear. ¿Has probado a cantarles una nana? Son canciones suaves, con un ritmo lento y relajante que invita a cerrar los ojos. Un momento de relax para los padres, quienes podrán aprovechar ese rato de tranquilidad para, por ejemplo, comprar pañales, mejor ecológicos, dormir, hacer las labores de casa, o simplemente, disfrutar de la pareja.

‘Duérmete niño’ es una de las nanas más populares y, tal y como hemos podido comprobar, funciona. No sabemos si tendrá algo que ver que te amenacen con el coco en el caso de que no te duermas, lo cierto es que el ritmo tan monótono de las nanas calma el llanto de los pequeños. Varios estudios han constatado lo que estamos diciendo, e incluso, han ido más allá al comprobar que les ayuda a disminuir el ritmo de su respiración, haciéndoles sentir mucho mejor, cayendo finalmente en manos de Morfeo.

Aunque el objetivo principal de estas canciones de cuna es el de dormir al recién nacido, sirve también para reforzar esos vínculos cariñosos entre padres e hijos, ya que al estar tan cercana los unos del otro, éste percibirá claramente el tono cariñoso de sus progenitores.

Si quieres algunos consejos, no te pierdas los que te proponemos:

  • No te preocupes si la canción no es lo tuyo. Solo tu vecino se percatará de este hecho. Lo importante, o así lo creemos en Bebés&Mamis, es que el niño escuche tu voz y se familiarice con ella.
  • Para potenciar el efecto de la nana, mientras le cantas puedes acunar o mecer a tu bebé en los brazos, con suavidad y con ritmo constante.
  • No entiende lo que dices pero sí el tono con que pronuncias las palabras. No olvides entonar con ternura cada una de las sílabas por cantar.
  • Y por último, recuerda que hasta los 6 meses de edad sus tímpanos todavía son muy sensibles y si cantas en voz alta se asustará. Mejor que cantar, susúrrale al oído.

En Bebés&Mamis queremos estar contigo en estos momentos tan maravillosos. Nadie dijo que la maternidad fuera fácil, pero con nuestra ayuda te será mucho más sencillo comprar los pañales ecológicos o su ropita para el baño.

nanas