Alimentación complementaria

Alimentación complementaria

Todos los pediatras nos cuentan que la nutrición en los mil primeros días del bebe es clave para la salud de los niños en el futuro. Los primeros años de vida los bebés experimentan un crecimiento exponencial y un intenso desarrollo. Esto hace que sus necesidades nutricionales sean muy altas pero su capacidad gástrica muy baja, y es por lo que necesitan alimentos que les proporcionen  alta densidad nutricional.

En estos primeros meses de vida el bebé se alimenta exclusivamente de leche, y a partir de los 4 y 6 meses es cuando se pueden empezar a introducir nuevos alimentos en su dieta como las papillas de cereales.

descarga

Y ¿cómo afecta la introducción de nuevos alimentos a la flora intestinal del bebé? Varios estudios indican que la flora intestinal desempeña un papel muy importante en el sistema inmunitario. La flora intestinal del bebé se va formando durante los primeros meses de vida. La leche materna ayuda en este sentido, ya que es una fuente natural de probióticos.

Con la introducción de la alimentación complementaria, el bebé deja de alimentarse solo  de leche y en este periodo el organismo se expone a un mayor número de bacterias diferentes, que provienen de estos nuevos alimentos. Así se produce un incremento en la diversidad bacteriana de su flora intestinal. Es interesante seguir proporcionando al bebe probióticos, algunos cereales los contienen.

En cualquier caso, siempre hay que seguir la recomendación del pediatra, verdad?