Chupetes!! todo un mundo!!

Chupetes!! todo un mundo!!

Hace ya tiempo que leí en un artículo que el hábito de succión que presentan los niños pequeños se debe a un reflejo natural que tenemos los seres humanos, y que el deseo de chupar está relacionado con la capacidad de supervivencia, ya que le permite alimentarse y crecer, además de otras funciones relacionales.

Lo primero que observas es la sensación de seguridad que los bebes experimentan derivada de la succión, les relaja y tranquiliza.

Pero ¿qué chupete elijo? Los chupetes del bebé pueden ser de distintos materiales (látex o silicona), pero también de  distinta forma, incluso pensados para ocasiones especiales.

Como papas y al margen de nuestros gustos, los requisitos que si hay que tener en cuenta es que el chupete sea el adecuado para la edad del niño, y que cumpla con los requisitos exigidos por la norma UNE-EN 1400-1/2/3:2003. Esta norma establece que:

  • Los chupetes no pueden tener elementos desmontables pequeños que el bebé se pueda tragar. Sus piezas deben estar unidas con la suficiente resistencia como para que puedan romperse o separarse entre sí.
  • Deben tener sus bordes protegidos o redondeados para evitar riesgos de cortes o heridas.
  • El disco del succionador tiene que poseer al menos dos orificios de ventilación de un diámetro mínimo de cuatro milímetros.
  • La tetina, cualquiera que sea su forma, debe ser de un material flexible y medir una longitud máxima de 30 milímetros.
  • El etiquetado tiene que incluir todos los datos, instrucciones y advertencias que especifican las normas, de manera que se proporcione al consumidor toda la información esencial para el uso correcto y seguro de cada producto.
  • Es obligatorio que se vendan en envases cerrados cuyo etiquetado incorpore todas esas instrucciones y advertencias necesarias para informar a los padres.

Cuando ya nos aseguramos que el chupete es seguro (la seguridad siempre primero), podemos elegir si queremos que sea de Látex o de silicona. Los chupetes de látex son más blandos y elásticos que los de silicona. Resisten muy bien a los tirones y a los mordiscos. Es un material natural que se desgasta con mayor facilidad por lo que se recomienda cambiarlo cada uno o dos meses. Los chupetes de silicona, son más rígidas que las de Látex, y menos resistentes a los mordiscos, por esta razón muchas veces este tipo de chupete se recomienda para etapas anteriores a la dentición del bebe.

Luego también podemos elegir si la tetina es redonda o anatómica. Este último imita la forma del pezón materno y se adaptan a la boca del bebe de una forma natural, los de tetina redonda se mantienen siempre bien colocado en la boquita del bebe.

Y luego además hay una gran variedad de chupetes para determinadas ocasiones, comochupetes administrador de medicamentos, muy útil porque hacen mucho más fácil la administración del medicamento (Permite introducir la medida correcta de la medicina, y mediante un dispensador unido al chupete, se va administrando poco a poco la sustancia en la boquita del bebe a través de la tetina).:

Chupete_dosificador_de_medicamentos_m

Y con los que estoy encantada es con los chupetes para dormir, que facilitan la búsqueda en la oscuridad. Tienen una parte luminiscente que hace que tú o tu bebe lo encuentre rápidamente cuando se le cae en la cunita y evite así que se despierte.

1408966771-canpol-babies-chupete-night-dreams-silicona-001_m

Y para aquellos papas que quieren lo más natural para sus peques, yo les recomiendo los chupetes Nattursutten 100% natural.

Butterfly_Natursutten_round_M_m

La edad ideal para retirar activa y definitivamente el chupete es hacia los 3 años. Previamente, ya en la segunda mitad del primer año se debe comenzar a limitar progresivamente su uso. En el segundo año conviene tener restringido el recurso al chupete a sólo algunas situaciones, al irse a la cama o que el niño esté más nervioso.

Feliz fin de semana